#LÍNEA NORMAL #DEADPOOL SALVA A SPIDERMAN

Ir abajo

#LÍNEA NORMAL #DEADPOOL SALVA A SPIDERMAN

Mensaje por Admin el Jue Sep 13, 2018 3:44 pm

No tengo remedio, me gustan los perdedores. No los que se encogen en el sofá y piensan que el mundo conspira contra ellos, ni los que se quejan y lamen heridas esperando que caiga una solución del cielo…ni los que esperan, ni los que ya saben que el mundo no les dará nada. Me gustan los perdedores de verdad, los que han apostado al máximo para conseguir lago y se han dado de bruces, los que atesoran sus errores como oro puro y recuerdan sus fallos con una sonrisa en la boca porque son su patrimonio, su legado de aprendizaje, su pozo de sabiduría. Me gustan los que se ríen cuando caen y no les importa si les miran. Los que se quedan a un milímetro del éxito y se levantan. Los que prefieren perder a quedarse quietos.

Personas que cuentan historias con los ojos. Que llevan un pedazo de vida prendido en la mirada y que se puede leer cuando te clavan las pupilas o te dedican unas cuantas palabras. Personas que están dispuestas a ayudarte porque sí, porque hace siglos que superaron el peldaño de la generosidad y porque saben que compartir los hacen grandes.

Personas como fue mi querido Peter Parker.

▌│█║▌║▌║

Wade caminaba por un prado cuajado de lirios atigrados. Notaba el terreno blando y mullido debajo de sus pies y sentía el cuerpo tan liviano que casi le parecía estar flotando justo por encima de la superficie de tierra esponjosa. Alrededor los canarios trinaban alegres melodías y el sol brillaba con tal intensidad en el cielo despejado que tenia que protegerse los ojos. Era tan…extraño, tan pacífico. Una sensación que le resultaba del todo ajena. ¿Dónde están las explosiones? ¿Los desmembramientos? ¡Él no firmó un contrato para tener arcoíris, pecesitos, caballitos y colitas e cachorrito!

De pronto el cielo se oscureció. ¿¡Para qué carajo habló?!. La brisa arreció y enfrió el aire. El suelo mullido se convirtió en un lecho de afilados guijarros que le arañaban los pies. Los pájaros habían desaparecido y en su lugar habia un puño de cuervos posados en unas ramas retorcidas mirándolo todo. Si, esto suena mucho más familiar ahora. Y luego delante de él, apareció una piedra gris que se erguía visible en medio de la hierba alta. Cómo si no fuera suficiente al escritor de turno se le ocurrió poner unos efectos especiales medio hortera, unos golpes: ¡Pum! ¡Pum! ¡Pum!. Luego unas iniciales que le helaron la sangre. P.B.P

—¿¡PETEY!? — su corazón se encogió de horror. ¡Era la tumba de Peter! ¡Y él estaba intentando salir! ¡Estaba llamándolo, oía su voz.!

Wade despertó del sueño bañado en sudor, con las sábanas revueltas, el corazón latiéndole con fuerza y bilis en la boca. Apartó la sábana a un lado, encendió la lámpara de la mesilla de noche y, respirando trabajosamente, se sentó en la cama un segundo antes de escuchar como una voz familiar le aporreaba la puerta. “WILSON, YA LLEVAS HORAS ACAMPANDO EN EL PUTO BAÑO. LÁRGATE” . Pero no necesita que Hank se lo pida dos veces, después de ponerse sus pantalones y coger algunas otras cosas Wade sale por la ventana, destruyendo vidrios. Con un solo lugar en su mente.


PETER:
El tiempo lo ha llevado a lo que es actualmente: un héroe que salva a las noches. Los días que tenía libres usaba sus horas en eso, patrullar, mantener la ciudad a salvo. Nunca pasaría mal mientras estuviera a la orden aunque, desde hace tiempo, tenía en claro que no podía salvar a todo el mundo pero, si podía evitarle pasar el mal rato a alguien, era suficiente. Eventualmente es imposible tener a todos a salvo, es uno a la vez, dar lo mejor y dejarse ser. Peter tardó en comprenderlo pero lo hizo, una enseñanza que se queda hasta el fin de los días.

Dispara su red a la punta de un edificio y usa la fuerza de sus piernas junto el cuerpo para balancearse, generar el suficiente movimiento para ir más allá y repetir el gesto entre departamento y departamento. Algunas veces sale mal pero ya no toca el piso, sus reflejos se han vuelto lo suficientemente rápidos para evitarlo. Está atento a su entorno, dedicando miradas a las calles. Los autos que van y vienen, la gente que recorre la ciudad para volver a casa o ir a trabajar. Los que hablan, los que van con cabeza gacha, los que simplemente disfrutan. Es simple, hay paz, pero no dura siempre.

Parece un tipo de flash cuando todo cambia de ser a eso a un edificio derrumbado. Cuando hay fuego, cuando hay gente gritando y cuando Spiderman está ahí, intentando parar todo. Es una criatura similar a Venom, se pregunta si es Eddie y dice su nombre pero nada llega. El rojo y su rostro es llamativo, da miedo, escondiendo un creciente nerviosismo mediante chistes y habladuría. La máscara existe para cubrir su identidad y no lastimar a sus cercanos pero, también, es una capa que oculta sus inseguridades. Es un héroe, sí, ha enfrentado mil cosas pero continúa siendo una persona.

Teme. Se pone nervioso. Ruega porque pueda continuar aquello. Ruega porque nadie salga herido.

Los golpes llegan de todos lados, el choque de su cuerpo contra diferentes superficies y el cemento destrozándose contra su cráneo. Siente como los brazos duelen, una pierna grita silenciosa por descanso. ¿Será que está rota? Probablemente, lo afirma cuando al pararse apenas puede apoyarse. Sabe que debe aguantar, alguien más debe llegar. Karen está dañada, no puede solicitar a IronMan ni ningún apoyo. Es sólo eso, aguantar hasta que la ayuda llegue, mantener gente a salvo. Pero se vuelve tan complicado cuando es tirado contra un edificio y esté cae encima, cuando todo se vuelve apretado y las toneladas le aprietan el pecho. El aire falta, se asfixia, entra en pánico, intenta con todas sus fuerzas salir de ahí. Y ya es un hombre, pero uno que siente que esta sera la última vez ahí pero se niega a aceptarlo.

—"¡Auxilio!" —escucha ahogado, lejos, todo entre el caos. ¿Alguien quedó atrapado? Agudiza lo más que puede sus sentidos y puede apreciar el chillido de una mujer, como llora, como el terror le consume. Sabe que no puede soportar demasiado por su pierna rota, siquiera si llegará a tiempo pero no puede permitirlo. Usa la fuerza, la motivación, usa todo lo que tiene para levantar el peso que lo opaca. Los músculos gritan, la pierna herida tiembla y amenaza con destrozarse pero no importa. Como puede sale de ahí, siquiera es consciente de cómo lo logró; la adrenalina, todo se mueve solo, por instinto, todo cuando ve que ese "villano" se acerca a la mujer indefensa y él, como es, no lo dejará.

—¡Es de mala educación ignorar a tu cita! —la voz es costosa mientras dispara con sus redes a la espalda de éste y lo tira lejos por el impulso que logra generar. Peter va hasta la mujer como puede, cogeando porque diablos, va a derrumbarse en cualquier momento. Al final cuando está cerca escucha los agradecimientos pero no es momento, le habla, le dice que se mueva pero el shock de ella es demasiado. Todo es tan rápido como el inicio del conflicto. Su sentido arácnido grita, le dice que algo malo pasa y no hace falta decir más. Rodea el cuerpo de la fémina como escudo humano, va a protegerla.

Spiderman siempre cuidó la ciudad, cuidó a su gente. Si debe morir así, así será.

WADE:
El enorme edificio era un loco hormiguero. Las amplias escaleras estaban llenas de cáscaras de naranja, cortezas de pan, colillas y de todo tipo de desperdicios. Cada pocos pasos, los escombros detenían el paso. Unas enormes llamaradas se golpeaban cada tanto contra el cristal del escaparate y los boilers habían comenzado a hacer el mismo ruido que un motor escaso de aceite. Faltaba poco para que exploten. Afuera la gente se apretujaba por todos lados intentando ver algo, los bomberos aun no rompen la puerta principal y nadie puede controlar el incendio.

Una bola enorme de llamas naranjas, que lanzaron chispas plateadas y humo negro, envolvió la parte superior . Por un momento fugaz Wade se quedó sin habla, contemplando la belleza de la imagen: el contraste de colores, el calor de la escena, los gritos de fondo. Los fogonazos del flash de la cámara fotográfica de Deadpool parecen disparos y contrastan con el caos de esa noche. — A veces hay que seguir. Como si nada, como si nadie, como nunca…— ¡WADE GILIPOLLAS! ¡DEJA DE SONREÍRLE AL TWITTER CARAJO! ¡NO ESTÁS AQUÍ PARA CREAR TENDENCIA! .
Wade apartó la vista de su móvil y la dirigió hacia el edificio. Algo explotó allá adentro, escuchó un rugido que hasta a él le puso la piel de gallina. Entonces llegó el momento más difícil en su carrera como anti héroe, la decisión que lo cambiaría todo. Uno de esos tantos momentos de los que habia escuchado a hablar a Colossus. Su oportunidad para redimirse. Una brisa con olor a muerte y cenizas le golpeó el rostro cuando bajó su mascara y con una repentina pero firme decisión cambió de dirección y se adentró hacia las llamas sin detenerse.

El humo era espeso, parecía niebla otoñal, pero, cuando se adentró en la habitación, percibió un olor especial. Apestaba a carne quemada. — ¡¿SPIDEY!? — parpadeó de nuevo, tosió. A su derecha vio la moqueta en llamas. Pasó los primeros pisos que estaban cayéndose a pedazos. Habia una cama sin hacer con un montond e mantas que también ardía y que por poco le cae encima. Dio un paso adelante pero un gruñido espantoso que penetró sus oídos. Wade frunció el ceño mientras una cosa viscosa caía desde el techo hasta él — Uy viscosito, pero que dientes tan grandes tienes…déjame adivinar¿Son para comerme mejor? — Wade desenvainó su katana. Demasiado tarde, se dio cuenta de que esa cosa no estaba sola detrás de él habia dos figurillas agazapadas y el techo cedía sobre ellas. Las lentillas de su máscara se ensanchan. —¿SPIDEY? — Con un movimiento limpio le atravesó la garganta a Carnage, hasta hacerla salir por el otro lado, clavandolo en la pared para ganar tiempo. El techo cayó de golpe pero alcanzó a llegar a ellos, tacléandolos con su cuerpo poniéndolos a salvo.

—¿Te lastimaste? — trato de hablar pero lo que salio fue una especie de murmullo ahogado, uno de los escombros le ha atravesado el pecho. Pero sabe que estará bien. Él siempre está bien. Llegó entonces una nueva ráfaga de crujidos, todo el puto lugar va a colapsar. — Mierda, mierda mierda….—Wade no esperó una segunda señal para echarse a la tía como costal de papas sobre el hombro derecho recibiendo un par de patadas, arañasos y gritillos. — ¡DIABLOS SEÑORITA!¿¡CÓMO CARAJO ES QUE AÚN NO ESTÁ INCONSCIENTE?! ¿¡PORQUÉ MIERDA AL ESCRITOR LE ENCANTA HACERME LA VIDA DIFICIL?!¿ES PORQUE TENGO LEPRA?— Tanto dióxido de carbono o lo que sea debería estar haciendo mella en el cerebro de esa mujer…o quizá no le afecta por eso mismo…quizá las mujeres son inmunes a los incendios…quizá ha descubierto el eslabón perdido de la evolución y….

¡WADE!

Se rasca la enorme calva por la máscara, con aire pensativo, y luego sacude la cabeza violentamente para regresar en sí—¡Spidey! — le regaló una enorme sonrisa, mirándole a los ojos por poco más de unos segundos. — Pft pedazo de pocilga que te has pillado de este lado de la ciudad chaval, ¿quién te la ha decorado, Storm? Pésimo gusto, estarías mejor conm….—se mordió la lengua, no era tiempo para burradas. Dio otro paso al frente sintiendo un fuerte apretón en el pecho y con cuidado lo levantó del piso. — Hoy...— su voz cambió a una más grave, decidida. Y enfocó una ventana no muy lejos de ahí. Seguro habia una escalera de escape — Saldaré mi deuda...— abrazó firmemente la cintura de Peter antes de irse corriendo hacia el cristal, atravesandolo, asegurandose de que abrazar bien a Spiderman para que todos los pedazos de vidrio se clavaran en él o en la extraña.Porque una cosa era apuñalar con mil pedacitos de vidrio a un extraño. ¿¡Pero a su Spidey!? ¡Jamás! ¡Solo él puede apuñalarle.!
avatar
Admin
Admin


Mensajes : 28
Frase de personaje : new heros

Hoja de personaje
Inventario:

Ver perfil de usuario http://grease.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.